Bodega Son Prim

Son Prim es el “malnom” de la familia de Jaime Llabrés, propietarios de la bodega, quienes desde los 90 han producido el vino en Sencelles. Al principio era una producción modesta, sólo para familiares y amigos. Pero a partir del 2004 la producción empezó a ser bastante más significativa, por lo que decidieron ampliar el edificio, el cual se terminó en 2014. Así mismo es una bodega joven, de 60.000 botellas al año. Inicialmente producían vino rosado, pero actualmente ya no lo elaboran. Se centran en la uva Merlot, Cabernet Sauvignon, Syrah, Blanc de Merlot y Chardonnay. Si ya me gustaba su vino tinto mallorquín de la uva Merlot de Son Prim, casualmente del pueblo de mi padre, ahora me gusta aún más tras visitar la Bodega, conocer su historia, y haber probado todas sus variedades, que me sorprendieron gratamente.

 

SON PRIM, MÁS QUE UNA BODEGA

Actualmente disponen de 17 hectáreas, 10 producen uva y los otros 7 no, porque la planta aún es joven. Los viñedos más antiguos tienen 25 años. Desde el 2014 decidieron recoger la uva a mano, es un proceso más laborioso, por lo que en estos meses deben contratar más personal, pero es una manera de seleccionar mejor la uva y así asegurarse de que el proceso de fermentación alcohólica empiece en el tanque y no en el tractor, como antiguamente, por el proceso natural de aplastamiento.

Te recomiendo ir en otoño por la belleza de sus viñedos, el Merlot se vuelve amarillo, el Cabernet Sauvignon rojo y el Syrah naranja.

El vino blanco suele ser un vino más joven, si por ejemplo vendimias en Septiembre, el vino blanco lo tendrás el año que viene en Enero embotellado. El vino blanco no pasa por la maceración, le quitan las pepitas a la uva y pasa directamente a la fermentación alcohólica. En cambio, el vino tinto requiere un proceso más largo, primero pasa por el proceso de maceración donde prensan la uva con las pepitas y las pieles que ayudan a transmitir aroma y color, luego por la fermentación alcohólica y luego la maduración o envejecimiento, puede estar entre 1 ó 2 años más, también existe el envejecimiento en botellas, que puede estar algún año más.

El Chardonnay es la única variedad de uva blanca en la viña. Pero producen dos tipos de vino blanco, uno que proviene de la uva Chardonnay y el otro que se hace de un proceso en el que pelan la piel de la variedad tinta de Merlot, se le extrae la pepita, y luego se le aplica un proceso de clarificación para que sea aún mas blanca, el vino se llama Blanc de Merlot.

Creo que el momento más interesante del tour fue cuando bajé a las barricas, el hecho de que tengan tan controlado el tema de la oxigenación, la compra-venta de las barricas de otras bodegas (tienen que tener en cuenta que sea una barrica que tenga un año de uso y que haya tenido la misma variedad de vino,…), también te explicarán la “señal” que tienen algunas barricas, es un trozo de madera pequeño que enferma antes que la madera de las barrica y sirve de indicador para saber si las barricas están sanas o enfermas (como el rosal que plantan junto a los viñedos).

Junto a las barricas encontrarás Magnums de entre 12 y 18 litros, son ideales para fiestas especiales, como bodas o eventos, donde la botella se coloca en una máquina para poder servir vino a todos los invitados. Las que están firmadas las han comprado ya, y muchas veces el cliente decide que se queden en la bodega para que vaya envejeciendo. Hablando de bodas y otros eventos, si te interesa etiquetar las botellas, ya sean las normales o las magnum, también tienen su propia máquina para etiquetar al gusto del comprador, incluso para hoteles o restaurantes.

No te cuento más, para que lo vivas tú mismo.

 

✅ Visitas que ofrece la bodega:

  • Cata de vino en la bodega:  30′. Lunes a viernes 6€ p/p. Sábados 10€. Niños gratis.

Podrás catar 4 de los vinos secos que ofrece Son Prim: un vino blanco Blanc de Merlot 2018, y 3 tintos: Cup 2015, Merlot 2017 y Cabernet Sauvignon 2017.

 

  • Cata y visita de la bodega: 60′. Lunes a viernes 10€ p/p. Sábados 15€. Niños gratis.

Podrás hacer la visita guiada por los viñedos y las barricas, y conocer su interesante historia. Y después disfrutar de su cata con 4 de sus mejores vinos.

 

  • Cata vertical: 45′. Lunes a viernes 20€ p/p. Sábados 25€. Niños gratis.

Se trata de una cata de un mismo vino, que va desde las añadas antiguas de sus inicios (2004) hasta el día de hoy.

 

  • Cata y visita de picada de producto mallorquín: Duración de 90′. Lunes a viernes 20€ p/p. Sábados 25€. Niños gratis.

Es el tour que hice yo por los viñedos, donde un experto guía, en mi caso fue Miquel, te explicará la recolecta de la uva hasta las barricas y su embotellamiento. En el momento de la cata, probé el Blanc de Merlot 2018, un vino blanco que se elabora con uva tinta (es un proceso en el que pelan la piel de la variedad tinta de Merlot y se le extrae la pepita, después se le aplica un proceso de clarificación para que sea aún más blanco. Lo reconocerás con el símbolo de un pajarito) me gustó tanto que me llevé dos botellas a casa, tenía una cena en la que todos los invitados quedaron sorprendidos con este vino. Después probé el Cup 2015 (elaborado con un 40% de Merlot, 40% Cabernet Sauvignon y 20% Syrah), luego Miquel me sirvió el Cabernet Sauvignon 2017 (12 meses en barrica, graduación 14’5%, 100% cabernet sauvignon, es joven por lo que tiene mucho cuerpo) y por último, el Merlot 2017 (uno de mis favoritos, uva 100% Merlot, en boca es intenso y afrutado, también joven al ser del 2017, pero igualmente delicioso). Además de los vinos, podréis disfrutar de una picada tipo “pamboli” con productos mallorquines (quelys, sobrasada, aceite Son Prim, tomates, queso,…) y realmente os recomiendo esta opción si no estáis acostumbrados a las catas, afrontaréis mejor la graduación alcohólica con el estómago lleno.

 

  • Visita y experiencia gastronómica mallorquina: 3h, 59€ p/p. Sólo se realiza martes y jueves. Sábados sólo bajo petición. Niños menú disponible bajo petición.

En esta opción, además de la visita guiada por sus viñedos, podrás disfrutar de un menú muy completo:

Coca de verduras, acompañada de una copa de Blanc de Merlot.
Lechona mallorquina o bacalao gratinado con crema de espinacas. Acompañada de una copa de Cabernet Sauvignon.
Postre a elegir, ensaimada de albaricoques y sobrasada, o cardenal de Lloseta.

Una botella de vino para cada dos personas, pan, agua y café.

 

Es una experiencia que todo “disfrutón del vino” debe vivir. Y si no te gusta el vino, también te lo recomiendo, a veces uno necesita estar seguro de que de verdad no le gusta algo, antes de rechazarlo por completo 😉

 


 

Dirección: Ctra. Inca – Sencelles Km. 4,9 · Sencelles, Mallorca

Teléfono:  971 872 758

Horario: Abierto de Lunes a Viernes.

Servicios:   Las catas son de máximo 8 personas, y puedes elegir 3 horarios: 11h, 13h ó 15h. Sábados 11h ó 13h.

  • Cata de vino en la bodega: 30′. Lunes a viernes 6€ p/p. Sábados 10€. Niños gratis.
  • Cata y visita de la bodega: 60′. Lunes a viernes 10€ p/p. Sábados 15€. Niños gratis.
  • Cata vertical: 45′. Lunes a viernes 20€ p/p. Sábados 25€. Niños gratis.
  • Cata y visita de picada de producto mallorquín: 90′. Lunes a viernes 20€ p/p. Sábados 25€. Niños gratis.
  • Visita y experiencia gastronómica mallorquina: 3h. 59€ p/p. Sólo se realiza martes y jueves de 13h a 16h. Sábados sólo bajo petición. Niños menú disponible bajo petición.

También puedes hacer eventos como bodas, fiestas privadas, cumpleaños,… (pueden personalizar la etiqueta). Puedes contactar también con la bodega a través de su mail: visit@sonprim.com . Te dejo el enlace de su página web para hacer la reserva.

 


Adictaalacarta

Esta entrada todavía no tiene comentarios…

Siéntete libre de dejar un comentario sobre esta entrada ;-)