Sa Ximbomba - Pambolis - Pizzas - Ensaladas - Adicta a la carta

Sa Ximbomba

Recuerdo que con 20 años y poco (nada… hace un par de añitos nada más 😛 ), visité por primera vez este restaurante… me encantó su rollo retro, informal, desenfadado, carismático y variopinto… Sí, creo que aún podría ponerle más adjetivos y aún así me quedaría corta… Años más tarde cerró, y hará 5 años que volvió a abrir sus puertas. El otro día en una conversación con unos amigos, salió este restaurante y me picó la curiosidad… sería igual? me gustaría la comida? recordaba que tenía una Quiche Lorraine deliciosa… Mis recuerdos volaron y como soy muy curiosa, mi visita no se hizo esperar…

DIVERTIMENTO GARANTITO

✅ Ubicado en Génova, en una antigua casa típica mallorquina, con una entrada empedrada y con un patio enorme que hace de terraza, encontramos este restaurante tan carismático como su carta, tan singular como los dueños que lo regentan y tan retro que no puedes dejar de oler su aroma añejo y admirar sus paredes y techos sin sentir nostalgia por todos aquellos objetos que las decoran (teléfonos antiguos de rueda, máquinas de escribir, relojes peculiares, sofás ochenteros,…). Además de poder sentarte en alguno de sus rincones decorados al más puro estilo italiano, con pinturas romanas y llamativas vajillas. Vamos, que si eres adulto alucinas, y si vas con niños, no podrás dejar de explicarles las historias que esos objetos te inspiran…

✅ Una vez que tuve la carta en mis manos, supe que no sólo el local me iba a dejar boquiabierta, ya que la carta no tenía desperdicio alguno… Estaba repleta de bebidas: vermuts, cavas, cervezas, sangría, vinos… muchos de ellos italianos. Y una oferta gastronómica no muy amplia, pero sí tentadora… Pambolis, ensaladas, entrantes y pizzas italianas; tuve una mini decepción cuando vi que ya no hacían Quiches… ouch! Pero lo que más me sorprendió realmente fue la contraportada de las cartas, se trataba nada más y nada menos que de las ilustraciones del mítico juego ochentero de “Dónde está Wally?”. Pues nada, que este local no dejaba de sorprenderme… entretenimientos a tutiplén! Hasta este momento no sabía si iba a disfrutar de una buena comida, pero lo que sabía seguro era que me iba a divertir…

✅ Hubo un apartado en la carta que me creó curiosidad, resulta que ofrecen Pizzas Fritas. La camarera me explicó que se trataba de pizzas que no hacen al horno, sino que su manera de cocinarlas es friéndolas… Me dijo que estaban muy buenas. Os lo cuento para que me digáis vosotros si vale la pena probarlas o no, ya que, como sabéis, no soy muy amiga de las frituras. Nada, que opté por probar la pizza horneada de toda la vida, probé la 4 quesos con tomate, mozzarella, gorgonzola, manchego, mahonés y parmesano (11€) y la Capricciosa con tomate, mozzarella, jamón York, champiñones y alcachofa (11’50€). Deliciosas las dos, disfruté mucho de su sabor, las elaboran con una masa muy fina y blandita con la que es casi imposible comer con las manos (a no ser que la enrolles). Yo soy más de masa un poco más gruesa y esponjosa, pero eso no significa que no me gustara, ya que disfruté mucho del sabor de ambas pizzas. También probé el Pamboli Napolitano (vegano), con queso mahonés artesano BIO y berenjenas estilo Napoli (11€), fue un pamboli muy contundente, grande, acompañado de hinojo marino y aceitunas “trencades”, este pamboli me sorprendió a la vista y me fascinó en sabor, que encima fuera queso vegano me pareció un puntazo!

✅ Los postres te los dicen de manera oral,  son todos caseros y en el momento que fui tenían Tiramisú de Nutella, Tiramisú normal, Tarta Oreo y Pannacotta de lima y menta. Yo probé el Tiramisú de Nutella, porque era el que me parecía más diferente. Te lo sirven en frasco de cristal, con una chocolatina Kinder en el centro. No estuvo mal, aunque me esperaba más (5€).

✅ Para acabar os diré que uno de los consejos que yo siempre doy a los restaurantes es que intenten diferenciarse del resto, que destaquen en algo, aunque sea en unas patatas fritas, en lo que sea! Sa Ximbomba es un claro ejemplo de restaurante que ha sabido encontrar su punto fuerte y se le adora por ello. 100% recomendable !!

 

 


Dirección: Camí dels Reis, 50 · Palma

Teléfono: 622 283 028

Horario: Abierto todos los días de 12.30h a 23.30h.

Carta: Precio medio 15-20€

Servicios: Disponen de una gran terraza. Puedes aparcar en su parking, pero para entrar y salir debes llamarles por teléfono desde la barrera. Dispone también de conexión wifi. Ofrecen opciones de entrantes, Pambolis, pizzas y ensaladas veganas.

 


Adictaalacarta

Esta entrada todavía no tiene comentarios…

Siéntete libre de dejar un comentario sobre esta entrada ;-)