Mambo Palma

Frente al Ceip Jaume I y haciendo esquina con el Paseo Mallorca, encontramos este restaurante de reciente apertura.

Donde su chef, Gabriel Conti, de origen brasileño, da rienda suelta a su imaginación con recetas con mucho sabor utilizando buen producto.

EQUILIBRIO

✅  El local me encantó, acogedor, elegante, luz adecuada y música ambiente. Tienen cocina vista desde donde puedes ver a los chefs en plena acción, y una barra desde donde ver al coctelero Fabio Sponchiado dar rienda suelta a sus creatividades.

✅   La vajilla me llamó mucho la atención, con platos muy originales y divertidos, sobre todo el globo rosa del postre de merengue. 

 

✅ En su carta encuentras platos muy apetecibles, como Ostras, Gamba roja, almejas, vieiras, pescados, carnes, selección de ibéricos y quesos, tártaros,… Pedimos consejo a la camarera, pero no nos supo ayudar demasiado, así que nos guiamos por nuestro instinto, pedí:

 

  • Lechona churruscante (14€), sobre base de lechuga tipo Ssam, estuvo deliciosa. Vienen 2 unidades.
  • Tártaro de salmón ahumado (18€), lo sirven con huevo frito. También poca cantidad, pero muy rico.
  • Lomo especial Rib Eye (Galicia, 400gr. 58€, 2 personas). La carne tierna y muy buena, pero la cantidad que ponen no es suficiente para dos personas, se queda bastante escaso, así que hay que pedir entrantes y postres. Por otro lado, la camarera no nos pidió el punto de la carne en ningún momento, por suerte, nos gusta un poco menos de al punto, que es como la trajeron, pero es muy importante que se lo pregunten al cliente. Viene acompañado de unas verduras y una cazuelita de queso de cabra.
  • Lomo alto (180gr, nacional, 24€), también muy tierno, pero se me quedó corto. Tampoco pidieron el punto de la carne. Acompañado de una cazuela de queso.
  • Manitas de ibérico sin esfuerzo rellenas de cebolla caramelizada (18€). No llegué a probarlas porque este plato llegó media hora más tarde que el resto de principales, y mi amiga ya quería comer (obvio!), después os cuento el motivo del retraso. Visualmente me pareció una buena presentación, os adjunto foto para que las veáis, pero no os puedo decir si estaban buenas o no.
  • Croquetas de setas y foie (9€), muy buenas, pero vienen 2 unidades pequeñas. Nos la trajeron de cortesía por haber tardado con las manitas.
  • Pedimos un, recién hecho y crujiente, Pan con aceite (4’80€)
  • De postre, vimos el show que hicieron en la mesa de al lado con las Texturas de chocolate (16€), pero no nos convenció para pedirlo; así que optamos por los frutos rojos al vino tinto, helado de yogur y merengue seco (8€), la combinación de ingredientes estuvo muy rica y la presentación en el plato rosa con forma de globo me pareció ideal!
  • Probé el vermut casero (5€), de la mano del coctelero del restaurante, pero no me gustó mucho; demasiado suave para mi gusto.

 

 

→ Tuvimos mala suerte, porque nos tocó una camarera que llevaba una semana trabajando. No nos supo explicar qué llevaba el vermut, ni nos supo aconsejar sobre cuáles eran los platos con más relevancia de la carta. Tampoco nos pidió el punto de la carne cuando le pedimos dos platos de carne. Se le olvidó la copa de vino que pedimos y una caña. Y, según ella, marchó el plato de Manitas, pero no tenían constancia en cocina; de ahí que el plato llegara con media hora de retraso. Yo entiendo que los inicios son difíciles para todo el mundo, pero si no está preparada para coger comandas, que de momento sirva y recoja platos; hasta que coja más confianza y seguridad. De hecho, no le achaco la culpa a ella, sino que si tienen un restaurante con buen producto, bonito local y precios muy elevados, debe estar todo en absoluta sintonía; un error se puede llevar, pero cometió muchos y llevando sólo una semana ponerla ya al frente de las comandas, demasiado bien lo hizo, la verdad. Luego empezó a atendernos la dueña, muy amable, quien nos pidió disculpas por todo lo sucedido e invitó a mi amiga a unas deliciosas croquetas para amenizar la espera. No obstante, creo que se podría haber evitado si se repartieran mejor el trabajo, la dueña es quien debería tomar comandas y la otra chica servir y recoger platos. 

Mi resumen es que vale la pena ir en plan ocasión especial, porque los platos están muy buenos, pero cantidad-precio no está muy equilibrado. El local es muy bonito y si solucionan el tema del servicio, puede ser una agradable velada. Espero volver en otra ocasión para tener otra experiencia.


Dirección: Paseo Mallorca, 3 · Palma

Teléfono: 682 01 39 09 / 971 731 923

Horario: Domingo y Lunes cerrado. Abierto de Martes a Sábado de 13h a 23h.

Carta, precio medio: 50€ p/p

Servicios: Pequeña terraza a pie de calle. Opciones para intolerancias. Coctelería.

 

(Post publicado el 2 de Diciembre de 2022)

 


Adictaalacarta

Esta entrada todavía no tiene comentarios…

Siéntete libre de dejar un comentario sobre esta entrada ;-)