Kasui restaurante - Cocina fusión - Japanese grill - Adicta a la carta
Rabas de calamar

Kasui

Desde Agosto de 2019, hay un nuevo “chico en la ciudad”, un nuevo restaurante en la plaza que tanto me gusta, Raimundo Clar. Y es que Jonay, chef y propietario de La Vieja (restaurante canario justo en frente de Kasui), tiene mucha razón cuando me dice que estoy enamorada de esta plaza, y que me vendré a vivir aquí. Pero es que aún no he encontrado ningún restaurante mediocre en ella, para mí el dilema es a “qué restaurante de La Plaza voy hoy!?” porque todos me gustan, cada uno con sus puntos fuertes personales y sus encantos. Y que Kasui abriera este verano con algo tan diferente como una coctelería, me acabó de enganchar. Es precisamente lo que le faltaba a la plaza, un lugar donde ir al acabar tu cena (aunque este horario sólo lo mantienen en verano).

Tras probar varias veces sus deliciosos y carismáticos cócteles, volví para probar su cocina fusión asiática y cocinada en la parrilla Robatayaki.

 

COCINA Y COCTELERÍA FUSIÓN

✅ Nada más entrar te encuentras con un restaurante bastante oscuro, aunque eso forma parte de su encanto, lo que dificultó mi labor de hacer fotos medianamente decentes, sobre todo porque era de noche. No obstante, es parte de su rollo, canalla y callejero, con luces de neón en una pared y con una pintada que simula ser una pared de un callejón japonés. Y con taburetes altos alrededor de su barra, perfectos para ver bien al coctelero o al parrillero cocinando en la robata. Sin embargo, yo opté por sentarme en una mesa con sillas y un sofá muy cómodo.
✅ En su carta puedes encontrar platos de todo tipo, pero todos y cada uno de ellos tienen un toque muy personal y único. Son platos para compartir, lo ideal son 2 por persona, si quieres llegar al postre. Yo probé la Tempura de cangrejo de concha blanda con salsa barbacoa japonesa, aunque no tiene mucha foto, estaba realmente deliciosa, me pareció un plato totalmente recomendable (7’90€). Probé también el Aguacate con pico de gallo, yogur y sweet chile, es uno de los platos que más me sorprendió, el aguacate es una fruta que me encanta y en este plato estaba realmente exquisito (5’90€). Probé un Kushiyaki (brochetas a la brasa) de langostinos con maíz frito y mayonesa de chile y lima, vienen dos, estuvieron muy buenas (7’90€). El plato de Nasigoreng de pollo, langostinos y huevo frito me encantó, se trata de un arroz frito típico de la cocina indonesia y malaya (12’90€).  El Entrecot de Black Angus (200gr) con shiitakes y salsa de cacahuetes con miso tenía tan buena pinta, que no me acordé de fotografiarlo hasta que llevaba la mitad… espero que me perdonéis…, estuvo muy bueno y la salsa deliciosa, se presenta perfectamente cortadito en dados para comer sin necesidad de cortar nada (18€). Otro de los platos que me sorprendieron y que me encantaron fue el Nori-saam de rabas de calamar en su tinta con ali-oli de mango y shichimi, brutal, me pareció un platazo de esos que no quieres que se acaben nunca (7’90€). Por otro lado, el Pulpo con bravas coreanas me gustó de sabor, pero no de textura, y es que el pulpo me pareció un poco duro (12’50€). Disfruté muchísimo con el Bao de “Pork Belly” con salsa hoisin y shiso, un bao tierno y jugoso, sencillamente delicioso! (8’90€). Y de postre, probé (cómo no!) unos Mochis de helado vainilla y otros de frutas rojas, y es que en Japón no paré de comer Mochis, me encantan estos dulces de pasta de arroz, recomiendo más el de vainilla (2’90€/unidad). También probé la Tarta de queso y de té matcha, aunque no soy muy amiga del matcha, este postre me gustó muchísimo (5€). Y por último, probé el Cremoso  de chocolate blanco y yuzu, crumble de coco y fruta de la pasión, deliciosa combinación cítrica y dulce (5€). Justo antes de la cena me pedí un cóctel de Yuzu Martini Gin, Yuzu Sake, Yuzu Cordial y Vermut blanco. También probé el Tiki Affair de ron oscuro, sirope de Kaffir, zumo de piña, lima y Tiki Bitters. Ambos cócteles me encantaron, el Yuzu Martini ya lo conocía de otras veces y también he probado en alguna ocasión el Japanese Margarita Tequila, triple seco, zumo de yuzu y sasho-yuzu salt, también delicioso. Todos los cócteles cuestan 7’90€. Y durante la cena pedí un vino blanco llamado Genio y figura (23€).
–> Por poner una pega, diría que la cuenta fue bastante elevada, sin contar el vino. Y es que el precio medio son 40€.

✅ El personal es increíblemente amable y profesional. Camareros jóvenes, bien preparados y dinámicos, capaces de explicarte a la perfección cada plato y de aconsejarte en todo momento. La camarera, especialmente simpática, no perdió la sonrisa en ningún momento. Paco, uno de los propietarios y experimentado coctelero, es quien está tras la barra y controla cocina para que todo funciona correctamente. Cuando tu trabajo te gusta, se transmite sin esfuerzo.

 


Dirección: Plaza de Raimundo Clar, 6 · Palma

Teléfono: 971 677 780

Horario: En temporada de verano abren sólo por las noches hasta las 2h ofreciendo un perfecto cóctel tras tu cena. Pero en temporada de invierno, disponen de otro horario: Miércoles y Jueves de 19.30h a 23.30. Viernes y Sábados de 13h a 15.30h, y noches de 19.30h a 23.30h. Y Domingos sólo abren al mediodía de 13h a 15.30h. Lunes y Martes cerrado.

Carta: Precio medio 40€

Servicios: En su carta tienen anotados todos los posibles ingredientes alérgenos y, si tienes dudas, los camareros te ayudarán en tu elección. Ofrecen deliciosos cócteles muy elaborados. Puedes reservar online a través de su web. Disponen de terraza para el mediodía.

Adictaalacarta

Esta entrada todavía no tiene comentarios…

Siéntete libre de dejar un comentario sobre esta entrada ;-)