Cor Barra i Taula - Santi Taura - Tapas - Adicta a la carta
Variat

Cor barra i taula

Santi Taura dejó atrás su reconocido restaurante en Lloseta, para dar un inesperado giro en su trayectoria profesional. Ha apostado por un nuevo concepto en Palma de tapas nacionales, internacionales, modernas y de antaño… con su toque personal, al más puro estilo mallorquín.

 

CERRANDO ETAPAS, SUMANDO RETOS

✅ Y es que cuando visité por última vez el restaurante de Santi Taura en Lloseta, sólo con ver la ilusión con la que Santi me hablaba de sus nuevos proyectos en Palma,  mi mente volaba sobre cómo sería un restaurante de tapas con su esencia, con esa cocina mallorquina que se ha perdido en muchos restaurantes de la isla. Me confieso una gran enamorada de su cocina, y aunque en esta ocasión visité Cor Barra i Taula, no se hará esperar mi visita al otro local inaugurado también en Palma, que mantiene el mismo nombre que su antecesor, Dins.     

✅ Cuando llegué a la esquina de Cor Barra i Taula, frente al Mercado del Olivar, me encontré con un restaurante acristalado de dos plantas con terraza. Su ubicación es ideal, y su decoración perfectamente pensada para darte cuenta de que estás en un restaurante “tipo bareto con clase”, así he decidido definirlo! Es mi manera de resumir su estudiada sencillez. Si planeas con tiempo ir al restaurante, no dudes en reservar a través de su web, así podrás sentarte en una mesa de la planta de arriba. Yo en cambio cuando quise reservar, ya no había mesas; así que decidí ir a probar suerte… me presenté ahí y esperé a que alguno de los simpatiquísim@s camarer@s me dijera si había sitio, entonces justo en ese momento una mesa solicitaba la cuenta y pude sentarme rápidamente en uno de sus taburetes de la barra. Era Viernes y aún así mi espera fue bastante corta, a pesar de estar a tope de gente. Quieras que no, al ser un estilo “bar” la gente pide sus tapas y se va, el servicio es muy rápido, y el cambio de comensales es bastante fluido.

✅ En cuanto me senté, el amable camarero me explicó el concepto de la carta y la mejor manera de pedir cada plato. Así que opté por pedir unas cuantas tapas para compartir y algún bocadillo que tenía muchas ganas de probar. Empecé por el Variat, yo quise probar todas las raciones que ofrecen, así que en mi variat había: unos sabrosos Caracoles picantes en salsa, unos buenos callos, un exquisito frito mallorquín de botifarrón de Lloseta, una deliciosa lengua con alcaparras, setas al ajillo también muy ricas, unas tiernas y jugosas albóndigas guisadas, una ensaladilla muy personal, y por último, un “pica pica” de sepia que me encantó; y lo acompañan de dos trozos de pan blanco. Pagas el plato, 6’90€, independientemente de las raciones que elijas; es decir, si quieres sólo caracoles y frito, te pondrán media ración de cada hasta completar el plato, y pagarás ese mismo precio. ¿Me explico? Yo no pude resistirme a probarlo todo, y la verdad es que disfruté muchísimo con cada mini ración.

Después probé el Llonguet cubano (9’50€), no podía dejar de pedir este bocadillo de pepinillos que se hizo famoso por la película de “El Chef”. Es un bocata muy peculiar, quizá no le guste a todo el mundo, pero a mí sinceramente me conquistó.  La Tortilla cremosa de patata y cebolla tampoco podía faltar en mi mesa (6€), como veréis en las fotos tampoco es una tortilla típica, es una tortilla visualmente muy diferente a las que he probado toda mi vida, pero a quién le gusté así sin cuajar, le va a encantar! A mí me gustó mucho su sabor y textura.

Otra tapita que pedí fue el Mejillón tigre (2’50€), se trata de un mejillón relleno y rebozado de costosa elaboración y donde hay pocos restaurantes que lo ofrezcan en su carta; tengo el listón muy alto de un mejillón tigre que suelo comer y que me encanta (el que hace mi madre) y ciertamente para mi gusto éste tenía exceso de tomate, quizá un punto menos me hubiera gustado más. El Pimiento de piquillo relleno de brandada de bacalao (3€) fue una tapita sencilla, pero deliciosa. Debía probar también el Bocata de calamares (3’80€) ya que me habían llegado críticas de todo tipo respecto a esta tapa, y cuando lo probé entendí por qué… Y es que cuando te dicen “Bocata de calamares” te esperas el típico “bocata madrileño” que todos conocemos; no obstante, éste no tiene nada que ver con el madrileño, es una bocata By Santi Taura, y eso sí deberían especificarlo en la carta “Bocata de calamares al estilo Santi Taura” y se acaban los problemas; ya que este bocata además de venir en un panecillo tipo Viena, blandito, también lleva un ingrediente que está muy presente en cada bocado, es un ingrediente que a mí me encanta, pero que sé muy bien que no gusta a todo el mundo… el cilantro. Así que si eres de los que te gusta el cilantro, pide este bocata de calamares, porque es digno de ser probado.

Para poner la guinda a la noche, me pedí uno de mis postres favoritos, y que pocos restaurantes saben hacer bien… Una Tarta tatín de manzana con helado de vainilla (6€), es una tarta con base de hojaldre y finas láminas de manzana horneado unos minutos antes de ser servido, por lo que la combinación del helado frío con el calor de la tarta me fascina. Estuvo exquisita y me alegró haber encontrado al fin un restaurante donde sepan hacerla bien! Pedí otro helado a parte, uno de cacahuetes, y me sorprendió, me recordó a la barra de Snicker’s® o a los clásicos M&M’s®.

✅ La carta es bastante completa, pero mi estómago demasiado pequeño… Así que me quedaron por probar tapas como las Croquetas del día, Huevos fritos con sobrasada eco y patatas, Gamba mallorquina pelada al ajillo, las clásicas Cocas mallorquinas de Santi Taura, el Bikini, o un Steak Tartar de vaca madurada que el camarero me “vendió” taaan bien (pero que lamentablemente tuve que dejar de lado, para probar otras cosas que me apetecían más en ese momento), y muchísimas delicias más que se quedan en el tintero para mi próxima visita. 

Estoy feliz de que por fin haya un buen restaurante de tapas por la zona. Yo, que no estoy acostumbrada a comer frituras porque me sientan muy mal, fue un disfrute poder comer un variat o un bocata de calamares sin padecer esa pesadez estomacal. Cuando la cocina es buena, los productos frescos y no hay exceso de aceite, la gente lo nota!!

✅ Como disponen de cocina abierta desde las 9h de la mañana, también puedes empezar el día con uno de sus apetecibles desayunos. Disponen de una carta que ofrece tostadas de pan de “xeixa” y algarroba que puedes combinar con aguacate, salmón, queso, sardina o huevo, entre otros (1’20€-4’50€). Y si te acercas a desayunar un Sábado, podrás disfrutar de sus Huevos Benedict o los Hemingway (8€). 

✅ Te reto a encontrar el corazón de Cor y sus latidos, en tu visita al restaurante… (ver fotos).

 


Dirección: c/Caputxins, 4 · Palma

Teléfono:  971 227 924

Horario: Domingo cerrado. Abierto de Lunes a Sábado de 9h a 23h.

Precio medio carta: 25€

Servicio: Abren de 9h a 23h ininterrumpidamente, ofreciendo desde desayunos hasta cenas. También ofrece vermuts, vinos, cócteles y smoothies. Puedes probar suerte e ir sin reserva, entonces comerás en la barra de la planta de abajo, o puedes ir sobre seguro reservando mesa en la planta de arriba a través de su web. Dispone de otro restaurante recién inaugurado en Palma, Dins.

 

Adictaalacarta

Esta entrada todavía no tiene comentarios…

Siéntete libre de dejar un comentario sobre esta entrada ;-)