Mi experiencia en Japón - Adiviajes - Adicta a la carta

Adiviajes – Japón

Japón me dejó boquiabierta en todos los sentidos, desde su cultura hasta su increíble gastronomía pasando por sus infraestructuras y su gente. Sólo os voy a decir que hay que ir visitar este bello país, tan enriquecedor, por lo menos una vez en la vida. Porque difiere mucho de nuestra cultura, de nuestra manera de hacer las cosas, de nuestra gastronomía, de nuestros edificios, y sólo por eso, merece la pena visitarlo. Y ya no hablemos de sus habitantes, los japoneses suelen ser amables, con muchísima paciencia y muy educados, quizá me faltaron más sonrisas, porque no son dados a ellas, pero es que cada cultura es como es.

Me voy a centrar en su gastronomía, que es a lo que he venido 😉 Dicen que a los japoneses les falta hierro porque su dieta es baja en proteínas, yo creo que es tan rica en verduras y en productos frescos que es imposible que les falte nada, y sinceramente, creo que es una de las dietas más saludables del mundo. Pero no soy nutricionista, así que simplemente es una opinión personal. Lo que sí digo con total firmeza es que la gastronomía japonesa es de mis preferidas y disfruté como una niña con zapatos nuevos!!

Primero de todo os voy a situar en la gastronomía japonesa con un diccionario culinario. Estoy segura de que más de uno no lo va a necesitar, pero por si a caso, prefiero que no queden dudas:

DICCIONARIO GASTRONÓMICO (de lo que yo probé):

 

BENTO: es lo más parecido a nuestro variat, pero separado en el plato por compartimentos. Suelen ser raciones de comida para llevar.  Tradicionalmente suele incluir arroz, pescado o carne, y una guarnición o acompañamiento a base de verdura. Está hecho a mano y suele ir en una bandeja o recipiente al uso, como cajas de madera. Para desayunar en los hoteles generalmente nos servían bento en bandejas con compartimentos. 

RAMEN: un plato que no puede faltar en cualquier visita a la isla nipona. Se trata de un plato muy sencillo y barato, pero que no cualquiera sabe hacer bien. Cada región de Japón tiene su propia receta, pero la preparación básica es con un caldo a base de carne, miso y salsa de soja con fideos japoneses (udon o soba) y lo acompañan con diferentes guarniciones, como cebolleta, cerdo,… 

RAMEN SECO O TANTANMEN: uno de los grandes descubrimientos de este viaje. Se trata de un plato parecido al ramen pero sin caldo, a penas lleva una salsa que baña suavemente los fideos. Es ligeramente picante, pero generalmente se le puede adaptar el grado de picante 🌶 si se lo dices al cocinero.

COCINA KAISEKI o alta cocina japonesa: se trata de un menú degustación compuesto por platos elaborados con verduras como ingrediente principal, y con algún que otro plato de pescado.

TAKOYAKIS: bolas de pulpo con katsuobushi (bonito ahumado y seco)

OKONOMIYAKIS: mucha gente lo llama tortilla japonesa. Y es que para mí fue un descubrimiento muy positivo en mi viaje a Japón y no le veo tanto parecido a nuestra tortilla, se trata de una masa con varios ingredientes cocinados a la plancha con huevo y repollo, y puedes encontrarlos de noodles, de cerdo, de pulpo, de gambas,… 

KUSHIKATSU: es un tipo de brochetas (suele ser de carne, pescado, vegetales,…) envueltas en una masa, fritas, y pinchadas en un palo. Yo probé la versión del kushikatsu de queso. En japonés, “kushi” se refiere al pincho utilizado, mientras que katsu” significa rebanada de carne frita en aceite.

CARNE DE KOBE: la carne de Kobe es Wagyu. Pero no todo el Wagyu es Kobe. Wagyu es la vaca de Japón, hace referencia al ganado vacuno oriundo del país. El gobierno japonés otorga un sello oficial Wagyu exclusivamente a los animales nacidos, criados y sacrificados en el país. Hay 50 variedades de Wagyu. La carne de la raza Wagyu se caracteriza por su intenso sabor, ternura y jugosidad. Y el Kobe es una de las variedades de Wagyu, se trata de una carne muy escasa y apreciada, procedente de la vaca negra con pelaje negro intenso, típico de la raza Tajima de linaje puro. Jamás ha sido cruzada con otras razas, están criadas por un agricultor de la zona bajo una estricta tradición en la Prefectura de Hyogo, y deben sacrificarse entre los 28 y los 60 meses de edad en uno de los mataderos certificados de la región. De hecho, se calcula que solo unas 3.000 cabezas de ganado consiguen el certificado de carne de Kobe cada año. La certificación de Kobe se obtiene tras sacrificar la vaca. Esta carne es famosa por su sabor, suavidad, ternura y de una textura y apariencia marmoleada. Sólo se exporta un 1% de carne de kobe fuera de Japón, así que desconfiad cuando os quieran vender Kobe fuera de Japón (pero desconfiad también en la isla nipona, puesto que hay muchas estafas). En resumen, Wagyu es la raza y Kobe es la procedencia. En la misma isla de Japón sólo se comercializa una pequeña parte de esta carne. Por lo que es muy difícil encontrarla, lo que la hace muy costosa. Y al ser tan poco conocida, también es fácil que los comercios intenten engañar al cliente. Así que hay que tener cuidado y estar seguro de que el restaurante es de fiar. Para empezar, la letra que acompaña la carne es A o B y significa el aprovechamiento de esa carne, la A aprovecha un 72% de la carne en adelante, y la B menos del 72%, lo mejor es la A. El número que acompaña la letra hace referencia al marmoleado o la grasa intramuscular, cuanto más mayor es el número, mejor es la carne y su precio se encarece. La mejor carne es la que va de A8 a A12, pero también es verdad que es más difícil de encontrar restaurantes con ese marmoleado y que no es apta para todos los bolsillos. Yo, probé una más asequible, la A5, y he de decir que no he probado carne más deliciosa. Así que si con A5 aluciné, no quiero ni pensar en un A12!

SHABU SHABU o Sukiyaki: barbacoa japonesa. Sumerjes la carne o la verdura en una olla hirviendo de agua o caldo dashi, lo acompañan de verduras, salsas y arroz o ensalada. 

SUSHI:

  • nigiris: consiste en una base de arroz que se forma con las manos y que se cubre, generalmente, con un trozo de pescado y con un pizca de wasabi.
  • onigiris: consiste en una bola de arroz rellena o mezclada con otros ingredientes. Suele tener forma triangular u oval, y suele estar envuelta en una pequeña tira de alga nori. Los encontrarás también en supermercados como el 7eleven o el FamilyMart.
  • gunkan: es un tipo de sushi que técnicamente es un nigiri, porque el arroz se forma con las manos, dándole forma oval, pero después se rodea con alga nori para formar un bolsillo que se puede rellenar con distintos ingredientes, como huevas, carne de erizo,…
  • sashimi: consiste principalmente en mariscos o pescado crudos, cortados finamente, aunque no tanto como un carpaccio. Se sirve junto a ellos una salsa y un aderezo simple como rábano daikon rallado. 
  • rolls o makis: esta variedad de sushi es la más conocido en España, se hace extendiendo el arroz sobre láminas de alga seca (nori), con pescado, verdura o fruta y enrollando el conjunto para luego cortar en ocho piezas. Uno de los tipos demaki es el Uramaki, sushi invertido.

YAKITORIS: Son brochets de carne y/o verduras, también conocida como kushiyaki.

TEMPURA: verduras, marisco en un rebozado especial japonés llamado tempura.

PEZ GLOBO O FUKU: Tuve la tentación de probarlo, pero al final no tuve ocasión, así que lo dejaré para otro viaje. Puesto que si no se le extrae el veneno correctamente podría ser letal, os aconsejo ir a restaurantes especializados, ya que hay muy pocos chefs con la licencia y la formación adecuada para poder cocinarlo, y ésto sí que es un plato que no recomiendo comer por la calle.

BARBACOA COREANA: eliges un tipo de carne y tú mismo te la cocinas en la parrilla que tendrás en la mesa, te traen acompañamientos como lechuga, col y encurtidos varios. Y te lo montas al estilo saäm.

BAOS: son bollitos chinos rellenos de carne, pero esta masa tan esponjosa también es muy atractiva para los japoneses, por lo que los podrás encontrar en puestecitos callejeros o incluso en el 7eleven. 

GYOZAS: también se trata de un manjar chino, pero en Japón encontrarás muchos restaurantes especializados en Gyozas. Es una masa rellena de verduras, marisco o carne. 

 UDON: es un tipo de fideo grueso hecho de harina de trigo, popular en la comida japonesa.

SOBA: soba es la palabra japonesa para el trigo sarraceno, pero se utiliza más comúnmente para referirse a los fideos finos empleados en la cocina japonesa elaborados con harina de dicho grano. Se sirven fríos con una salsa o caldo en que se los sumerge, o en caldo caliente como el ramen.

DULCES JAPONESES:

  • Melonpan o meronpan: es un pan dulce. Es blando, de forma redondeada y normalmente cubierto de una capa crujiente, parecida a la de una galleta. Puede ser normal, de chocolate, con pepitas de chocolate o relleno de helado,… Sigo sin verle el parecido a un melón…
  • Mochi: es pasta de arroz glutinoso. El arroz se machaca hasta convertirlo en una pasta y se moldea con la forma deseada.
  • Daifuku o daifukumochi: es un dulce japonés consistente en un pequeño mochi con un relleno dulce, comúnmente anko u otros sabores.
  • Taiyaki: es un pastel japonés con forma de pez. El relleno más frecuente es la pasta de anko. Los encontrarás en muchos lugares de Japón.

MENTAIKO: es hueva de abadejo marinada.

ANKO: judías rojas dulces.


Consejos para visitar los restaurantes de Japón:

  • Te saludarán con un “Irasshaimase”, alargando la última “e”, que significa Bienvenid@. A lo que no es necesario contestar, pero como los españoles somos de saludar al entrar, con una inclinación de cabeza o un Konichiwa (Hola), será suficiente.
  • En casi todos los restaurantes encontrarás una cestita para dejar el bolso o los objetos que necesites guardar. Es que piensan en todo!
  • En muchos restaurantes encontrarás una máquina a la entrada donde verás los platos de los que disponen, casi siempre están en japonés, pero la foto ayuda mucho! Metes el dinero, le das al botón, coges el ticket, se lo entregas al cocinero y rezas para que lo que has pedido se asemeje a lo que querías pedir! Sino siempre te prestarán su ayuda. Es una manera de evitar tener camareros y de que los cocineros no toquen el dinero.
  • Ojo con los precios, no están incluidas las tasas, se aplica siempre un 8% al final de la cuenta!
  • 1 yen equivale más o menos a un 0’0082€. 1€ equivale o 122’37 yenes. Como va cambiando, el conversor de Google es perfecto y rápido.

RESTAURANTES POR CIUDADES

Os explico ahora los restaurantes en los que estuve y que os recomiendo:

TOKYO:

  • Tsuta Ramen: especializado en ramens, su chef Onishi Yuki obtuvo la Estrella Michelín en 2012. No se admiten reservas, sino que tienes que ir unas horas antes de que quieras comer o cenar para hacer un depósito de 1000 yenes por persona, para reservar el ticket, dinero que luego te devolverán. Te dirán la hora a la que debes volver, y al regresar tendrás que hacer cola unos minutos hasta que te llamen. En realidad parece más complicado de lo que es, pero si aprovechas para visitar el barrio de Sugamo, se hace corta la espera. Deberás elegir el ramen que quieres en la máquina y darle el ticket al chico que controla, él se lo dará a los cocineros. Y posteriormente te llamarán para sentarte en su única barra desde donde podrás ver cocinar a los chefs. Hay 3 tipos de ramen: Soy o shoyu (caldo a base de soja), Shio (caldo a base de sal) y miso. Luego le puedes añadir los ingredientes que tú quieras. El plato característico de Tsuta es el shoyu Ramen mezclado con aceite de trufa, es la estrella. Yo preferí probar los tradicionales, el Soy y el Salt Ramen. Muy diferentes entre sí, el Soy tiene un sabor más fuerte que el Salt. (3400yenes los 2 ramens=27’96€)
  • Tantan Tiger Ramen (Asakubarashi): también deberás elegir el ramen en la máquina, este Ramen seco es picante y su sabor me recuerda al sabor que deja la flor eléctrica de sichuan. Es un ramen tan diferente que querrás repetir. (2400yenes=20€)
  • Gonpachi (Roppongi y Odaiba): es el Izakaya donde se rodó una de las escenas de Kill Bill. Está especializado en tapas japonesas. Yo visité el de Odaiba. (4135yenes=34€)
  • Hinatomaru (Asakusa): estaba en el barrio donde nos alojábamos y fue un gran descubrimiento. Comimos algunos de los mejores nigiris de todo el viaje, el niguiri de Jaw of tuna (la carne de la mandíbula del atún) fue un auténtico manjar. Si vas, déjate aconsejar por su chef, muy cercano y sonriente (raro en un japonés), y sabía inglés! (5420yenes=44€)
  • Bornga (Shinokubo): cocina coreana en el barrio coreano de Shinokubo. Probé la barbacoa coreana con la carne Woo samgyeop y un bibimbap (4600yenes=37’83€)
  • Al final de Takeshita Street encontrarás los helados en forma de muñecos.

 

NIKKO: Es un pueblo a media hora de Tokyo:

  • Komekichi kouzushi: paramos en este restaurante especializado en sushi. Estuvo delicioso! (5230yenes=43€)

 

UTSUNOMIYA: entre Nikko y Tokyo:

  • Iki iki Gyoza: hicimos una paradita en Utsunomiya sólo para probar las gyozas, ya que dicen que es la ciudad de las gyozas por excelencia. Y decidimos pararnos en Iki Iki Gyoza, la camarera no sabe nada de inglés y toda la carta está en japonés. Pero por suerte, hay fotos!!! Estuvieron buenas, pero no difieren de otras que haya probado (2000yenes=16’45€)

 

KIOTO:

  • Wakuden Isetan (dentro de la estación Isetan): difícil de encontrar. Tienes que ir hasta la planta 11. Con increíbles vistas a la ciudad y a la torre de Kyoto, elaboran cocina kaiseki (dos personas, 13942 yenes, unos 114€). Fue la noche que menos disfruté de cenar, pero la cocina kaiseki tenía que probarla. 
  • Maid Café o café de sirvientas (Gión): dicen que la curiosidad mató al gato, y yo añado que la curiosidad casi me arruina a mí! jaja! Pagamos 6000 yenes, unos 50€ en este lugar. Pero es que un Maid Café es como una subcategoría de restaurantes cosplay, es algo que no se vive en ningún otro lugar, si no es en Japón. Se trata de un local “friki” donde hay cómics y la decoración tiene objetos de coleccionista, pero no puedes tocar nada!!! Pues menudo chasco!! Lo mejor es la chica que te atiende, vestida con un traje de sirvienta, te da la bienvenida a modo de “1,2,3 enjoy”. Sólo por entrar, te cobran 1000yenes por persona, 8’17€. Debes hacer pedido por persona. Y cada pedido son 1000 yenes: pedimos té, cerveza, tortitas caseras y tarta de queso. Cuál fue mi sorpresa cuando vi que se ponía a hacer las tortitas delante nuestro al momento. Fue todo muy surrealista, tanto como el precio; a la par que divertido. 
  • Matuisushi (Gión): en el barrio de Gión te encuentras con este restaurante de dos plantas, la de abajo tiene una barra donde ves a los cocineros in situ, y la planta superior dispone de mesas tatami ideales. Los rolls son enormes y muy buenos. 
  • Nishiki Market: es un mercado que me enamoró, con sashimi, oniguiris, pinchos de gambas o de pulpos rellenos de huevo, okonomiyaki,…
  • Yoshizuki (en barrio de Kamishichiken donde verás geishas o maikos si tienes suerte, es un barrio muy tradicional, nada turísitico, me encantó!): el chef te cocina delante tuyo. Pedimos sushi a elección del chef, gunkan de erizo y sashimi. Disfruté de cada uno de los bocados!! La camarera sabe inglés y fue un encanto!!
  • Oimatsu (también en el barrio de Kamishichiken, si tenéis ocasión, visitad este barrio): es una tienda de wagashis, dulces japoneses. Compré unos dulces llamados Kitasaga y Koka-mochi.
  • No dejes de visitar el mercado que hay bajo la torre de Kyoto, me recordó a nuestro mercado de San Juan.

 

OSAKA:

  • Ayumaya (barrio de Fukushima): Estrella Michelín desde 2017. Restaurante de Yakitoris. Puedes elegir el menú cerrado del chef o elegir los pinchos de la carta (eso sí, si vais acompañados debéis pedir lo mismo. Si es a la carta, los mismos pinchos… Una pena porque así no puedes probar más). Yo pedí a la carta y probé la pechuga, las alitas, el corazón, muslo y puerro, molleja y cola. Debes saber que sólo por entrar cobran 400¥ por persona y luego hay que aplicarle a la cuenta el 8% de tasas. El menú del chef cuesta 3500¥ por persona, 28’60€, entran 9 yakitoris, col, tofu y una bebida.
  • Mimiu (lo probé en Namba, pero hay unos cuantos repartidos por la ciudad): es un restaurante especializado en Udon, también ofrecen sets como el que probé de “Prawn tendon”, con bol de arroz, langostino y pata de cangrejo en tempura, verduras, ensalada, pepinillos, soba y postre (1580 yenes). O también puedes optar por plato de Noodles, como el que yo probé, el Kamo Nanba, que es un plato de udon con pato (1400yenes).
  • Kuromon Market (en Sennnichimae): es un mercado callejero perfecto para probar una gran variedad de platos japoneses. 
  • Tantanmen Yoyo (en Temma): de ramen normal y también ramen seco. Delicioso!
  • Chibo (en Dotonbori): especializado en okonomiyakis. Ves a la chef cómo los hace a la plancha con muchísimo arte! Y luego un camarero te lo trae a la plancha de tu mesa para que no se te enfríe mientras te lo vas comiendo. Probé el número 1 (1650¥, 13’48€): de cerdo, ternera, sepia y queso. Y el número 2 (1580¥, 12’91€): de cerdo, gambas, sepia y noodles soba. Me gustó más el segundo porque los noodles me sorprendieron gratamente, pero los dos estuvieron deliciosos!
  • En Dotonbori también encontrarás puestecitos callejeros donde comer otro okonomiyaki bueno a mejor precio, takoyakis, melonpan relleno, helados, kushikatsu, sushi, restaurantes de marisco con un cangrejo enorme fácilmente identificable,… Déjate envolver por su ambiente y sus calles!

 

KOBE:

  • Kobe Steak Restaurant Royal Mouriya: carne de kobe y wagyú (ver diccionario más arriba). Yo pedí Kobe beef Rib Eye Steak (180g, A5, 15900¥, 130€). Deliciosaaa! Lo mejor que he probado en carne! Y también probé la carne seleccionada de la raza wagyú, Rump Steak (150g, 5500¥, 45€), muy buena pero ese corte no fue tan bueno como la carne de kobe.
  • Minatoken: ramen seco, sólo tienen uno, el resto es ramen normal (ramen seco, 630¥, unos 5€).

Adictaalacarta

Esta entrada todavía no tiene comentarios…

Siéntete libre de dejar un comentario sobre esta entrada ;-)