Pizza 1995

La Greppia

Cuando volví a La Greppia, estaba irreconocible. Habían cambiado todo, absolutamente todo el interior, quedando un local de diseño, elegante y sofisticado. Aunque lo conocemos desde el año ’95, ahora está más acorde con su carta y sus vistas al Palacio de Marivent. Desde su reforma en Agosto, se ha convertido en un local de lujo, al mejor precio.

 

RENOVARSE O MORIR

✅ Desde el exterior ya se divisa un restaurante elegante y con clase. Nada más subir las escaleras que te encuentras al entrar, puedes apreciar la cocina en todo su esplendor. Tras esa primera impresión, viene otra mejor: y es la bonita decoración del local, dividido en varias dependencias, una de ellas con una barra orientada a la coctelería y combinados; una pared repleta de vinos, una de troncos, un agujero acristalado en el suelo con unos restos que simulan ser trozos de columnas romanas, una iluminación perfecta, música ambiental, mesas y sillas acordes al local,… Todo esto hacen de éste un local italiano muy acogedor y a la vez romántico.

✅ El servicio estuvo a la altura, aunque tuvimos que pedir la bebida dos veces, en general fueron muy amables y serviciales. La comanda también llegó rápido, teniendo en cuenta que el local estaba abarrotado.

✅ La carta contiene antipasto como Bruschetta, Provolone, Almejas a la Siciliana, Ricotta, Nachos,… Yo me decanté por empezar con una Crema de parmesano y avellana, me pareció deliciosa, pero no sorprendente (5€). Aunque también hay ensaladas, opté por pedir pasta y pizza. Probé la pasta rellena Caramelle Tricolori de ricota y espinacas, servido con salsa de tomate y alcaparras (12’50€), la pasta estuvo muy buena, pero hubiera preferido haber cambiado la salsa, a una de sabor más suave para poder apreciar el sabor de la pasta rellena. Otras opciones de la carta son las ensaladas, risottos, carnes o gratinados. Pero opté por probar la Pizza especial 1995 con tomate, mozzarella, tiras de ternera, queso de cabra, rúcula y orégano (12’50€); me encantó por su masa fina y su delicioso sabor. La rúcula sé que no le gusta a todo el mundo, a mí en cambio me encanta en las pizzas; no obstante, la variedad es muy amplia y además lo que realmente marca la diferencia de una buena pizza es su masa, y que sin duda estaba buenísima. De postre opté por una tarta de zanahoria casera bastante buena (4’90€), también había tiramisú, pannacotta, mousse de chocolate, macedonia de frutas,…

✅ Calidad-precio están en constante equilibrio.


Dirección: c/ Joan de Saridakis, 2 · Frente al Palacio de Marivent · Palma de Mallorca

Teléfono: Highlights info row image 971 40 00 40

Horario: Lunes cerrado. De Martes a Domingo de 13h a 16h y de 20h a 00h. En fin de semana alargan el cierre.

Carta: Precio medio 25€

Servicios: No hay mucho problema de aparcamiento. Ofrecen menús para grupos. Disponen de pasta sin gluten. Take Away. Ideal para tomar la primera copa.

 

 


Esta entrada todavía no tiene comentarios…

Siéntete libre de dejar un comentario sobre esta entrada ;-)

*

Left Menu Icon