Reina Mora

El restaurante Reina Mora es de esos locales variopintos con mucho encanto del que había oído hablar y no había tenido ocasión de ir aún. Y eso que no es un local joven, lleva a sus espaldas una experiencia de unos 8 años, lo que le da más valor. A mi parecer, si un restaurante supera los dos años, es que vale la pena. Así que por fin tuve la ocasión de poder cenar entre sus peculiares paredes.

✅ Lo primero que me llamó la atención, y lo voy a poner como primer punto, fue el servicio. Sus camareras me parecieron de lo más agradables: simpatiquísimas, cercanas, atentas y a la vez profesionales. Para mí es tan importante el servicio como la comida. Quizá hay quien no le importe, pero para mí si la comida está muy buena, pero los camareros no saben hacer su trabajo, ya no vuelvo. Y te aseguro que en este restaurante te harán sentir como si no hubiera nadie más que tú en la sala.

✅ La decoración estilo barroca es muy singular, diferente y variopinta. A la par que acogedora, su luz tenue aporta calidez al local. Eso sí, no te recomiendo que te sientes en el sofá, el foam está tan abultado que estás echada, literalmente, encima de la mesa; acabé con la espalda molida. Aconsejo reservar un mesa sólo con sillas.

✅ La carta ofrece contiene 15 platos, bastante diferente. Ya que fusionan varios tipos de cocina, su chef Ignacio Kuttler es argentino y le encanta viajar. De ahí que haya una gran diversidad de platos en la carta. Tienen platos como Tartar de atún rojo, Cous cous, Quesadilla de pollo, Hummus casero, Burrata, Pollo en tempura, Lasaña, entre otros. Yo probé la Sopa thai con leche de coco, jengibre, shiitake y gyozas vegetales (12’50€), como no tenían vegetales, las cambiaron por gyozas de pato que me parecieron deliciosas; la sopa también me gustó mucho, su sabor me transportaba a Tailandia en cada cucharada. Pedimos este plato para compartir, y sin pedirlo tuvieron el detalle de dividirnos la sopa en dos platos, me pareció un precioso gesto que merece ser recalcado. Un bonito toque otoñal que no pasé por alto fueron sus gajos de Granada que decoraban la sopa, le daban un sabor diferente al plato. Después probé la Hamburguesa de pato, con foie, berenjena escabechada y patatas fritas (12’50€): me pareció una carne muy sabrosa, efectivamente sabía a pato. Pero las patatas no me gustaron nada, muy secas e insípidas. Una lástima, porque unas buenas patatas fritas mejorarían muchísimo el plato. Y para acabar con los platos principales, también pude probar la Entraña de ternera a la plancha con patatas, ensalada de hojas tiernas y chimichurri (14€), qué lástima que con este plato también tenga sentimientos contradictorios: la entraña me resultó deliciosa, justo en su punto, tierna por dentro y muy suculenta.  ❎ No obstante, las patatas fueron las mismas que las de la hamburguesa, qué lástima. Y lo que me pareció más extraño fue el emplatado, ¿por qué la carne sobre la lechuga? La carne suelta mucho jugo, que es absorbido por la ensalada, lo que provoca que la lechuga se quede pocha. Para mí­ ese emplatado fue el mayor error de todos. Mi Adiconsejo es que mejoren ese emplatado, plato llano y ensalada a parte. Y si pudieran ofrecer otros tipos de acompañamientos: boniato, yuca, patatas asadas,… ¡ya sería la bomba!

✅ Como postre pedí una copa Reina Mora (Bailey’s, helado, nata y galleta por 4’50€), ya que lleva el nombre del restaurante, había que probarlo. Estuvo muy buena la combinación de la galleta con el helado. Ofrecen otros postres como Brownie, Semifredo de dulce de leche, Sorbete de limón al cava o Panacota.

✅ Me quedo con ganas de probar otros platos, así que seguro que volveré para tener una opinión más amplia de su carta.


Horario: Domingo y Lunes cerrado. De Martes a Jueves de 20h a 00h. Y Viernes y Sábado de 20h a 1h.

Direcció: c/St Magí, 53 · Palma de Mallorca

Teléfono: Highlights info row image971 452 754

Carta: precio medio 25-30€

Servicios: difícil aparcamiento, zona de ORA. Calle ambientada con variedad de locales y cerca de la famosa zona de Tardeo.


1Comentario
  • Alfonso Martínez

    22/11/2017 at 20:08 Responder

    Para mí el local está petado de cosas y entiendo que ese encanto guste a la gente, a mí no me gusta pero lo que sí me gustó fue su comida. Buena sugerencia para probar comida algo diferente.

Siéntete libre de dejar un comentario sobre esta entrada ;-)

*

Left Menu Icon