Cocco Portixol

El restaurante Cocco es un veterano, y aunque creo que ya es muy conocido por mucha gente, considero que debo opinar también sobre él. Y si aún hay alguien que no lo conozca, perfecto, a partir de ahora ya tendrá más información al respecto. Y os animo a ir por las dos razones principales: calidad-cantidad-precio y sus vistas.

Con el Cocco tengo una relación digamos complicada, es básicamente un amor-odio. Ni contigo ni sin ti, seguro que más de uno me entenderá. Y es que la primera vez que fui, hará exactamente 5 años me prometí a mí misma que no volvería por culpa del servicio. Al cabo de 3 años mi mejor amiga me convenció de que los camareros habían cambiado, que era mejor y que debía darle otra oportunidad… Y se la di. Me encantó, pude disfrutar de “otro Cocco” diferente al de mi recuerdo. Se convirtió en uno de mis favoritos durante años (luego te explico qué es lo que tiene para que me enamore como lo hace), pero… ahí llega el “pero”… la última vez que fui parecía que había vuelto a tener como un Deja Vú del pasado. Te cuento más abajo…

✅ El local es precioso, tiene unas vistas privilegiadas a la playa del Portixol, y es que gracias a sus dos alturas (antes eran 3 con la azotea, pero parece ser que tuvieron que cerrarla) es uno de los restaurantes que más destaca en cuanto a su arquitectura y sus bonitas vistas. Tiene una pequeña terraza exterior en la planta baja donde no admiten reservas ni grupos superiores a 3 (a no ser que junten dos mesas en vertical al restaurante, es decir debe haber dos mesas libres una que dé a la cristalera del local y otra que dé al paseo, de esta manera no distorsiona la acera a los viandantes). Dentro sí que admiten reservas para mesas de cualquier número de comensales. La decoración es muy pintoresca, algo que convierte el local en divertido y encantador. En la planta superior (sólo se puede subir por unas escaleras excesivamente empinadas, así que a los comensales de movilidad reducida les aconsejo que reserven en la planta baja), disponen de sofás en la pared y sillas en el resto de la sala. Por la noche, en el centro de la mesa hay una vela, queda preciosa pero para mi gusto es excesivamente alta ya que entorpece la visión con el comensal que tengas en frente, y tampoco puedes quitarla, porque hay tan poca iluminación que no veríamos los platos. ⇒En fin, creo que podrían considerar una vela más bajita, no dolería a los ojos al estar a la misma altura y sería igualmente efectiva. Lo que realmente vale la pena de la planta superior son las mencionadas vistas que se pueden disfrutar a través de una enorme cristalera. Recomiendo más la planta superior para el día y la inferior para la noche por lo que os he comentado.

✅ La comida es otro de sus puntos fuertes. Y es que tienen tal variedad de platos que pueden abarcar a prácticamente cualquier comensal, además al lado de cada plato hay unos dibujos que indican si el plato lleva algún ingrediente que pueda ser riesgo de intolerancia. Así el cliente con dificultades alimenticias puede seleccionar mejor su plato ideal sin tener que preguntarle al camarero. Disponen de ensaladas (muy muy buenas, te recomiendo la de Queso de cabra con espinacas, frutos rojos y salsa agridulce, por 10’90€. Y si te gusta la Quinoa, a mí me chifla, tienen una ensalada que combinan a la perfección, por 12’90€). También tienen una gran variedad de platos italianos, Vitello Tonnato, Burrata, Pasta, Risotto (todos los precios rondan entre los 9 y los 15€, muy buenos precios teniendo en cuenta la ubicación, la calidad de la comida y la cantidad), o si eres de pizza, puedes elegir entre una selección de 18 pizzas (todas ellas entre 8’90€ y 14’90€). Pescados o carnes también tienen su protagonismo en este restaurante (salmón, lubina, parrillada de pescado, pollo, ternera, carrillera,… Precios entre 12’90 y 22’90€). Los postres rondan los 5’90-6’90€, pero hay mucha variedad y son de gran calidad (en concreto 9, más helados de bola y sorbetes). Todo lo que he probado siempre ha estado totalmente a la altura, platos abundantes, deliciosos y exquisitos; no sólo en sabor sino también en presentación. Además, disponen de una gran carta de cocktails.

✅ Además, entre semana puedes disfrutar de su menú de mediodía por 12’50€, donde poder degustar 2 platos y un postre, más la bebida. Lo he probado y está tan bueno como si comieras de carta.

❎ Dejo para el final el Hándicap de este restaurante. Y es que si no fuera por él, sería ideal, perfecto, de mis favoritos,… Pero muy a mi pesar, el problema del Cocco Portixol claramente son sus camareros. Cambian constantemente al personal y 5 años después aún me sigo encontrando con camareros bordes, antipáticos, sin ganas de dar un buen servicio y con falta de empatía con los comensales. Y ojo, también debo decir que aquí he encontrado camareros muy válidos, amables, competentes y profesionales, pero veo que los buenos acaban yéndose; no me digas por qué, no lo sé. Lo que no es normal es que haya tantísimo personal, porque son muchos y llegan perfectamente a atender a todas las mesas, y que el problema sea su actitud. Lo de es “política de la empresa” lo he oído tanto en este restaurante, que aborrece. En lugar de centrarse tanto en esas normas, que se las saben perfectamente; deberían aprender a sonreír más, eso ayuda a que el comensal se sienta más a gusto; las contestaciones secas y escuetas no ayudan a mantener al cliente satisfecho ni a fidelizarlo. Y es que un trabajador que está cara al público siempre permanece en el punto de mira, es así, y debe mostrar su mejor cara, tenga el día que tenga (doy fe de ello en mi propia piel); sino debería replantearse su oficio. Es así de simple, y pasa en cualquier trabajo.

Espero que la directiva del Cocco valore mis palabras e intente solucionar esa fisura en su restaurante, ya que para ser un buen jefe o líder es importante saber escuchar y reflexionar sobre ello, sólo así uno es capaz de poder tomar las mejores decisiones que pueden llevar su negocio al éxito. Y creo que si realmente ama su restaurante deseará obtener las mejores críticas y hará todo lo posible por evolucionar y dar una buena imagen. Ya que, ¿de qué le sirve a la directiva del local esforzarse en conseguir un buen chef, un buen local, una buena decoración, si al final el trato del personal echa por tierra todo el trabajo de las demás personas involucradas en el funcionamiento del restaurante?

 


Horario: Abierto cada día de 12h a 2h.

Direcció  c/ Vicario Joaquín Fuster, 56 · Palma de Mallorca

Teléfono: Highlights info row image 871 711 531

Menú: A elegir entre dos platos de primero + 1 segundo a elegir entre 2 + postre + agua = 12’50

Carta: precio medio 20-25€.

Servicios: difícil aparcamiento, sobre todo en horas punta. Menú especial para grupos.

 

 


Esta entrada todavía no tiene comentarios…

Siéntete libre de dejar un comentario sobre esta entrada ;-)

*

Left Menu Icon