Canela

Aunque últimamente parece que todos los nuevos restaurantes se dediquen a la fusión mediterránea, no por eso podía dejar de visitar este restaurante del que había oído tan buenas críticas. Siempre intento asistir con la mente muy abierta e intentar no ir con ningún prejuicio, ni negativo ni positivo; de esta manera consigo ser más neutral a la hora de valorar el restaurante. No obstante, las habladurías fueron ciertas, la valoración es bastante positiva.

 

COCINA ACORDE A SU FAMA

✅ El chef que lleva este restaurante no es otro que el mallorquín Fabián Fuster que,  junto a su socia Irene Rigo, dan forma a este restaurante situado en la zona turística del centro histórico de Palma. Se trata de un local muy coqueto y encantador, con dos salas y un pequeño altillo visto que sólo tiene la función de decorar la entrada del local. Las mesas, decoradas con hojas de periódico antiguo, aportan su toque de calidez y armonía; en concordancia con la tenue luz del local.  En la segunda sala, hay una barra alrededor de la cocina abierta desde donde puedes divisar a los cocineros mientras disfrutas de la cena; así que si eres de los que les gusta ver cómo se mueve un chef en su cocina, no dudes en pedir este espacio a la hora de hacer tu reserva (ojea la foto). 

✅ La carta me sorprendió por contener únicamente 13 platos. A veces cuando te encuentras con una carta reducida, piensas que quizá la elección será más fácil; por el contrario, me resultó más complicada al haber tantos platos apetecibles en su carta. Alguno de ellos como Vieira en Kataifi, Dumpling de Pato y gambas, Tártaro de ventresca de atún rojo, Steak Tartar, Burrata de Puglia, Bacalao negro con memorias camboyanas, Presa ibérica, Carré de cordero con costra de pistachos, Tokyo-cristal burger, entre otros. Decidí compartir todos los platos, empecé por unos Rollitos crujientes Khmer de cerdo, jengibre, menta, juliana de la tierra y mango (10€), fue el plato más decepcionante, desde que estuve en Camboya, me volví una enamorada de la gastronomía Khmer y por eso puse muchas expectativas en este plato, aunque los rollitos estaban buenos, no consiguieron trasladarme a Camboya. Pedí a continuación un Rissotto acquerello de remolacha, ricotta y piñones bañados en oro acompañado de un pan italiano llamado Carasatu (19€) que me encantó, la remolacha le daba un toque dulzón muy agradable y nada pesado, disfruté mucho con este plato, una lástima que la cantidad sea tan pequeña. Cangrejo de cáscara blanda rebozado, melón cítrico, almendras, chili y hierbas (17’50€), me encanta cualquier plato con cangrejo de cáscara blanda, pero es que además al estar rebozado y combinarlo con salsas de tinta de calamar, salsa de remolacha y de bergamota, el resultado es sublime; a mi parecer, aunque soy muy fan de la fruta en platos salados, para mi gusto le sobra el melón, considero que entorpece el sabor de las salsas y es un plato lo suficientemente potente como para servirlo únicamente con el cangrejo y las salsas, por lo demás, perfecto. Y de postre, pedí una Esponja de chocolate, avellana, haba tonka y helado de caramelo salado y shitakes (7€), tiene un sabor de avellana muy notable y aunque es el fruto seco que menos me gusta, este plato me dejó realmente fascinada, buenísima combinación de sabores y texturas que me volvieron loca en cada bocado. 

✅ El servicio fue bueno, el camarero muy agradable, me atendió con mucha simpatía y buen hacer.

✅ Quiero dejar constancia que es un restaurante más encaminado al público turista, los mallorquines somos de grandes cantidades a buen precio. En este caso, la calidad es muy buena, es fácil notar que los productos son de primera calidad, pero las cantidades son muy pequeñas en comparación con el precio. Eso sí, precio-calidad va acorde y considero necesario publicitarlo también al cliente local.

 

 

 


Dirección: c/ Sant Jaume, 13 · Palma de Mallorca

Horario: Lunes cerrado. De Martes a Domingo de 13.30h a 17h, y de 19.30h a 23h.

Teléfonos: Highlights info row image971 71 03 14666 25 22 22

Carta: Precio medio 30 – 35 €

Servicios: Menú degustación al mediodía por 35€. Suelen cambiar la carta un par de veces al año, por temporadas.

 

 


Tags:

Adictaalacarta

Esta entrada todavía no tiene comentarios…

Siéntete libre de dejar un comentario sobre esta entrada ;-)