Tartar de ternera con mahonesa de mostaza

Bretxa

En mi visita al Bretxa, me enteré de que, recientemente, Igor Rodríguez había dejado de ser el chef del restaurante. Aún así, fue una grata sorpresa el encontrar una carta con platos apetecibles y un servicio único. Os cuento a continuación los detalles.

NO SIN MI TAPA

✅ Su carta está repleta de platos para compartir o raciones individuales para disfrutar a tu gusto. Yo opté por probar la Croqueta del día (de queso Idiazábal con frutos secos, 3€/unidad) y la croqueta de bacalao (2€/unidad),  me enamoró la de queso, la de bacalao no destaca. Luego me trajeron una Terrina de foie y setas shiitake escabechado sobre teja de maíz tostado y chutney de manzana ácida (5’25€/2unidades), la combinación me gustó bastante, pero si no te gusta el foie opta por otra tapa, ya que este ingrediente está muy presente en el sabor. Me apetecía probar los Baos de secreto ibérico, salsa de mango, chili y hierbabuena (9’90€, 2 unidades), a parte de ser caros, los ingredientes no estaban bien integrados, sólo estaban presentes; y para colmo estaban muy secos, no los recomiendo. En cambio, un plato que me aconsejó Maribel Quirós, la propietaria y a la vez camarera, me fascinó, se trata de las Mollejas crujientes con mousse de ajo blanco e hilos de patata (8’90€), estuvieron increíblemente deliciosas, tiernas, jugosas y en su punto justo de cocción, recomendables 100%. Y, finalmente, pedí un Tartar de ternera con mahonesa de mostaza, (15’50€) ligeramente picante, la mostaza de Dijón le daba un sabor distinto a la carne, es de esos platos que a medida que vas comiendo, más te gusta. También me fijo mucho en los acompañamientos de los tartares y, en este caso, el pan crujiente era perfecto para poder comer con el tartar. No pedí postre, puesto que ya estaba muy llena.

✅ El local me pareció un poco frío, literal y figuradamente, y las sillas de madera un poco incómodas. En la entrada te encuentras con una barra con tiradores de cervezas y una vitrina con diferentes tipos de tortillas.

✅ El servicio, puesto que la dueña era a la vez la camarera, fue perfecto. Cuando los dueños están en contacto con el cliente, se nota, ya que fue muy cercana y sincera, capaz de ganarse al comensal desde el primer momento. Me aconsejó a la perfección, recomendándome la croqueta de queso y las mollejas. Cuando la atención es tan humana, el restaurante gana muchísimo.

✅ Además, Maribel me comentó que en cuestión de semanas iba a darle un giro de tuerca al diseño de la carta, a cambiar platos que no tienen tanto éxito, a mejorar otros (como los Baos), a mejorar el local (me parece perfecto), en fin, un lavado de cara en positivo. Así que en cuanto lo renueven todo, estoy ahí la primera para contároslo todo.

 


Dirección: Paseo Mallorca, 18 · Palma

Teléfono:  971 217 826

Horario: Abierto todos los días de 12h a 23h

Carta: Precio medio 25€

Servicios: Terraza exterior en el paseo. Os dejo los menús para grupos en las fotos.


Adictaalacarta

2 Comentarios
  • Rosa Sarri

    16/11/2018 at 20:31 Responder

    Gracias por tus recomendaciones. Iremos a probarlo pronto.

  • Rocío ramos zamorano

    17/11/2018 at 22:13 Responder

    Es normal que te gustarán todos los platos, los ha creado Igor. Te aseguro que el Bao es impresionante…pero claro el ya no esta elaborandolo, por algo Igor…es Igor. Q por cierto lo podremos disfrutar pronto en un nuevo proyecto.
    Un saludo

Siéntete libre de dejar un comentario sobre esta entrada ;-)