Barcelona

Adiviajes – Barcelona

Aunque he visitado Barcelona en cientos de ocasiones, este artículo está escrito a raíz de un viaje de dos días realizado en Junio de 2018. Cuando regrese a Barcelona con más tiempo, prometo ampliarlo. No obstante, en este viaje me apetecía probar un poco de cocina típica catalana, un restaurante bueno japonés, desayunar en algún lugar carismático y, cómo no, dejar tiempo para la improvisación, que también me gusta mucho.

MAKO

Este japonés de apenas un añito de vida, se está haciendo un hueco entre los japoneses de renombre de la ciudad. Su local es pequeño, pero muy acogedor, con una barra central donde puedes observar a los dos cocineros mientras te preparan unos nigiris o unos deliciosos rolls. Se encuentra ubicado en la calle Consell de Cent. Probé un Tataki de wagyu, increíblemente delicioso, esta carne japonesa estaba perfectamente cocinada a la brasa, la recomiendo. Pedí también la Marinada de toro, el toro de por sí ya me encanta, pero generalmente lo había probado sobre nigiris, en este plato el toro (o ventresca de atún) estaba tan tierno y delicioso que me pareció una manjar de dioses, 100% recomendable. También disfruté mucho con el Mako Roll, es un uramaki relleno de tartar de atún picante, gamba crujiente, aguacate y chips de boniato, muy original. Por último, probé el Shoft Shell Futo, inicialmente me llamó mucho la atención la fusión que hacen con este roll, lo combinan con el cangrejo de cáscara blanda tempurizado con aguacate, enokis y pepino encurtido; pero me faltó sabor en este roll. Y para finalizar, quise probar la tarta japonesa cheesecake, exquisita y muy esponjosa.

Precio medio: 40€ p/p

 

SABOR PERSA

Me llamó la atención encontrar un restaurante de cocina persa, puesto que en Mallorca no hay, quise probarlo y ver qué tipo de platos ofrecían. La verdad es que repetiría, me gustó bastante. Probé el Kashko Bademjun, es una mezcla de berenjena con granada y nuez, sorprendentemente bueno, lo acompañé con pan persa. Como plato principal pedí el Chenyeh, son brochetas de cordero con azafrán y cebolla, lo acompañan con arroz blanco, aunque la carn de cordero la suelo encontrar dura, esta brocheta estaba tierna y sabrosa. No pude evitar pedir también el Fesenjan, que es un guiso típico persa de pollo con granada con arroz, este guiso me enamoró (ya busqué la receta para intentar hacerlo en casa, al no poder ir cuanto quisiera al restaurante). De postre no dudé en pedir un Zulbia, vienen dos, son dulces típicos persas con masa de harina de arroz aromatizada con azafrán, aunque frito, me gustó mucho; lo acompañé de té iraní negro.

Precio medio: 20-25€

 

PETRITXOL XOCOA

Este paraíso del chocolate está situado en la calle Petritxol, y está abierto todo el día de 9.30 a 21h. Es imposible pasar por delante de esta pastelería sin admirar su escaparate, lleno de bombones, cookies, bolas de arroz inflado, y otras divinidades elaboradas con chocolate. Es estrecho, pero dispone de 3 zonas con mesas. Yo probé la Bola de galleta y crema de avellanas, al principio te la esperas hueca o sino se te pasa por la cabeza que sea cremosa; pero no, su textura por dentro es dura, parecida a una masa brisa con toques de avellana, estuvo muy buena. También probé el canutillo relleno de chocolate blanco envuelto en chocolate con leche con almendras, una bomba deliciosa. En esta pastelería hacen chocolate caliente con churros, frappés, tartas caseras también sin lactosa y sin gluten,… y otras deliciosas especialidades.

 

EL PA I TRAGO

Pa i Trago es una taberna típica catalana ubicada en la calle del Parlament y fundada en 1965. Lamentablemente, fui tras desayunar en el Petritxol, por lo que a penas tenía hambre, así que pedí sólo 3 platos, ¡pero qué platos! Probé una tapa de callos catalanes, deliciosos, con un pan tradicional. Un plato de escalivada (pimiento rojo y berenjena asados, anchoas, huevo y aceitunas negras);  y unas patatas d’Olot, nunca las había probado, son unas patatas rellenas de carne típicas del municipio de Olot, a pesar de no ser fan de los fritos, estuvieron muy buenas.

Estos 3 platos + pan + una botella de 0’50cl + una cerveza Estrella Galicia = 30€

 

TERRACE

En la última planta del Hotel Royal Passeig de Gràcia, encontré este Skybar con increíbles vistas de la Sagrada Familia y de la Torre Agbar. Puesto que está abierto todo el año, está acristalado y climatizado. Me pedí un Mojito de coco (a veces no entiendo por qué hago según qué locuras! “Un mojito de coco? en serio? En qué estaba pensando?”), en fin creo que llené el cupo de azúcar del mes, os recomiendo otro mojito. Y también probé una copa de vino tinto Augustus. Es caro, pero pagas las vistas, está claro. La camarera me pareció bastante borde, no me gustaron su maneras de atendernos ni de hablarnos. Lo recomiendo sólo por las vistas, si vais en la puesta de Sol, podréis ver cómo se esconde tras las montañas de Montjuïc.

Mojito= 11’95€

 

 

 

Copa de vino Augustus= 4’75€

Esta entrada todavía no tiene comentarios…

Siéntete libre de dejar un comentario sobre esta entrada ;-)

*

Left Menu Icon